Skip to main content

Los  Compuestos Orgánicos Volátiles, también conocidos como COVs, son uno de los principales peligros para la salud de las personas. Los COVs son compuestos en estado gaseoso que están formados por hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, azufre, cloro, propano, etileno u otros componentes que pueden ser perjudiciales para nuestra salud, tóxicos e incluso cancerígenos.

Estos compuestos son liberados principalmente por los combustibles como la gasolina, el gas natural o el carbón, pero también los liberan productos que se encuentran dentro de nuestros hogares como los disolventes, pinturas de base química, aromatizantes y los adhesivos. Los ambientes en los que se encuentra una alta concentración de COVs pueden ser perjudiciales para nosotros y nuestras familias.

Los COVs son gases y sustancias volátiles que se encuentran mezcladas con el aire que respiramos y que nos rodea. El contacto continuo con estas sustancias nocivas afecta a la salud.

Dependiendo de la cantidad de COVs en el ambiente y de la sensibilidad de las personas podemos llegar a sufrir una serie de dolencias y malestares como:

  • Problemas en los ojos: irritación, rojeces, lloriqueo, visión borrosa, conjuntivitis, …
  • Problemas en el sistema respiratorio:se pueden agravar problemas de asma, irritaciones de garganta y nariz, afonías, sequedad de las mucosas,…
  • Náuseas,debido a la alta concentración de azufre o nitrógeno
  • Dolor de cabeza
  • Reacciones alérgicas en la piel como sarpullidos, granos, eccemas, …
  • Dolores estomacales
  • Fatiga por la falta de oxígeno limpio que da lugar a que se debilite nuestro sistema neurológico y muscular.
  • Efecto cancerígeno: en grandes cantidades de concentración

¿Cómo podemos minimizar el riesgo de los COVs?

Los COVs son un problema que no podemos erradicar para siempre ya que están en el ambiente y forman parte de la contaminación que respiramos. Pero sí que podemos reducir sus efectos y evitar que las altas concentraciones dentro de nuestro hogar o lugar de trabajo perjudiquen a los nuestros.

Una manera de evitar la concentración y el efecto de los COVs es mediante la instalación de los Sistemas Placo Activ’ Air en lugares como viviendas, oficinas, guarderías, centros educativos y hospitales. Estos sistemas de Placo Saint Gobain no permiten la acumulación de compuestos orgánicos volátiles, ni gas radón, ni dióxido de carbono, ni siquiera malos olores.

Purificar el aire con el Sistema Activ’ Air

activ-air-placo-disateSi nos paramos a pensar, pasamos más del 80% de nuestro tiempo en recintos cerrados y es precisamente en estos espacios donde buscamos calidad, confort y ambientes libres de contaminantes. Por ello, la gama de productos Activ’Air es una solución recomendada en oficinas, vivienda, hoteles y especialmente en escuelas y guarderías donde es mayor el efecto nocivo para la salud de los niños.

Las principales ventajas del sistema Placo Activ’ Air son:

  • Purifica el aire interior gracias a su acción activa de eliminación definitiva de los formaldehídos
  • Mejor clasificación en emisiones de contaminantes al aire interior : A+ (sello decreto-Francés 19/04/11)
  • Efecto duradero testeado (por encima de la vida útil del edificio, 50 años)
  • Producto 100% reciclable

La casa Placo Saint-Gobain cuenta con estos productos específicos dentro de su catálogo de soluciones Activ’ Air: BA 13, Megaplac 25 y la gama de techos Rigiton. Todos estos productos salvaguardan el espacio de productos contaminantes mejorando el confort y la salud de quienes están en ellos.

Si quieres saber más sobre los techos eco-responsables Rigiton Activ’ Air no te pierdas este artículo.

Techos-Rigiton-Disate

Si quieres saber más sobre las soluciones Activ’ Air de Placo, ponte en contacto con nosotros en nuestro teléfono de atención al cliente 960 600 525 o en nuestros almacenes en la ciudad de Valencia y en Quart de Poblet. Como siempre, estaremos encantados de ayudarte.

Leave a Reply