Skip to main content

En pleno invierno, las olas de frío son algo habitual en España, especialmente en algunas comunidades autónomas. Sin embargo, quienes más sufren el frío en sus casas son quienes viven en ciudades donde suele hacer calor ya que las casas no están acondicionadas para mantenerlo en el interior y la sensación térmica dentro de las viviendas es fría de forma constante.

Para aquellos que quieran proteger su vivienda del frío y mantener en el interior siempre una temperatura agradable, incluso en los días de temperaturas muy bajas, vamos a hacer algunas recomendaciones que pueden venir muy bien para mantener la casa caliente en el interior.
1. Utilizar madera para el suelo
Es de todos sabido que la madera es un gran aislante. Colocar suelos de madera en el interior de nuestra vivienda ayuda a mantener el calor en el interior, además de darle un aire más cálido y confortable a nuestro hogar. Existen hogares que también utilizan la madera en los techos para contar con esa doble protección térmica y crear un ambiente más rústico y agradable.

2. Mejorar el aislamiento 
En una vivienda, por mucho que pongamos la calefacción durante todo el día, si existen fugas en puertas y ventanas, aumentaremos no sólo el gasto energético, sino también la factura de luz o gas. Lo primero que hay que hacer si queremos una casa aislada térmica y acústicamente es centrarnos en las ventanas: los dobles acristalamientos son una buena forma de proteger nuestra vivienda del frío y también el sonido del exterior. Lo notará nuestro cuerpo y también nuestro bolsillo.

3. Actuar en las fachadas
Las fachadas y las cubiertas también deben incluir materiales aislantes tanto en el interior como en el exterior de las mismas. Aislar de forma correcta la fachada nos va a suponer una reducción considerable de las pérdidas energéticas y por tanto un consumo mucho menor de calefacción.

4. Optimizar el sistema de climatización
Si tu equipo de climatización tiene ya varios años quizá ha llegado el momento de cambiarlo. Los equipos de climatización de hoy en día son mucho más eficientes energéticamente que los que había hace unos años y, por descontados, mucho menos contaminantes. Existen numerosas opciones en el mercado para calentar la vivienda de forma más rentable y eficiente.

5. Programar para ahorrar
Por último debemos tener en cuenta una obviedad que a veces se nos olvida: es importante ajustar la programación de los equipos de calefacción al horario en el que vamos a estar en casa. Se consume mucha energía y se gasta mucho dinero en calentar la vivienda en horas que no se va a estar. Hay que programar bien la calefacción para que se adapte a nuestros horarios.

Si necesitas consejo sobre los productos mejores para aislar de forma térmica y acústica la vivienda o sobre sistemas de climatización, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre las distintas opciones que hay en el mercado para mantener tu vivienda caldeada durante el invierno sin que ello suponga un gran desembolso económico en las facturas de la luz. Contacta con nosotros en nuestro teléfono de atención al cliente 960 600 525, a través del correo electrónico disate@disate.es o bien rellenando el formulario de contacto que encontrarás haciendo clic aquí.

Leave a Reply