Es posible que en nuestra vivienda nos encontremos con pequeños problemas a los que queremos darles una solución como por ejemplo evitar el excesivo calor en época estival o, por el contrario, evitar pasar frío en los meses de invierno. Podemos enfrentarnos también al hecho de querer reducir nuestra factura de luz por el abuso de la calefacción o del aire acondicionado, o querer ponerle punto y final a los molestos ruidos del exterior o de nuestros vecinos. Cada uno, en su vivienda, se enfrenta a distintas situaciones a las que le gustaría darles una buena solución.

Precisamente para afrontar estos problemas cotidianos, Isover ha puesto en marcha una serie de soluciones orientadas a la rehabilitación de nuestra vivienda y que mejoren los problemas a los que nos enfrentamos dentro de casa.

imagen de rehabilitación de viviendas

Por ejemplo, para ahorrar dinero en la factura de la luz en los meses de verano e invierno es necesario contar con un buen aislamiento de la vivienda tanto en los suelos, como en la cubierta y la fachada. Si nuestra casa no está lo suficientemente aislada se invierte mucho dinero en climatización o calefacción que no sirve de mucho. Un aislamiento térmico adecuado es el primer paso para reducir el consumo de energía, además de para mantener el calor o el frío en las épocas que nos interese. Una de las formas de aislar, además de tratar la fachada y la cubierta, es aislar también los conductos de refrigeración y calefacción para reducir el gasto y asegurar un confort térmico.

El hecho de sufrir de un calor excesivo en verano es consecuencia de un aislamiento insuficiente en el interior de la vivienda lo que se traduce en poco confort y altas facturas de aire acondicionado. Lo mismo ocurre en invierno: sentir un frío excesivo en casa conlleva molestias, altos gastos en calefacción e incluso riesgos en la salud. Por ello, bien sea por exceso de frío o de calor, es necesario contar con un buen aislamiento tanto térmico como acústico.

imagen de rehabilitación de viviendas
imagen de rehabilitación de viviendas

En el caso de un insuficiente aislamiento acústico, esto se traduce en que nos llegan todos los ruidos de nuestros vecinos, tanto las pisadas del piso superior como las conversaciones o música de las paredes contiguas, y del exterior.  Si queremos acabar con los ruidos de los propios vecinos deberemos trabajar tanto el bajo techo (para aislar voces y sonidos del piso superior) como el suelo de la vivienda de encima si queremos evitar oír sus pisadas o movimientos de muebles. Por su parte, el ruido generado en las viviendas contiguas puede tratarse mediante una actuación en las medianeras, una actuación que proporciona una mejora significativa con respecto al aislamiento del ruido.

Y en el caso de los ruidos procedentes del exterior (tráfico, gente por la calle, sirenas…) existen soluciones de aislamiento específicas para proteger de estos molestos sonidos. Isover propone trabajar en las paredes y  en los huecos transparentes, como vidrio y marcos.

Por último Isover también contempla los ruidos molestos que generan las propias instalaciones del edificio y propone soluciones para aislar tuberías y equipos tanto de aislamiento térmico (para eliminar condensaciones) como acústico.

En Isover tienes grandes soluciones para todos los problemas de aislamiento que sufras en tu vivienda. Si tienes cualquier duda sobre estas actuaciones, ponte en contacto con nosotros vía web o bien llamándonos al 960 600 525 y te asesoraremos en todo lo referente a la rehabilitación de tu casa.

Leave a Reply